Levitación Cuantica.


A pesar de su nombre coloquial tan rimbombante -la levitación cuántica-, el efecto Messnier es algo que se había descubierto desde 1933, es una de las propiedades que definen la superconductividad y su descubrimiento ayudó a deducir que la aparición de la superconductividad es un proceso de cambio a otro estado.

Para poder observar entonces la levitación cuántica es necesario un imán permanente y un superconductor -que normalmente se obtiene enfriando materiales a temperaturas muy muy bajas-. Entonces sucede un proceso muy interesante: cuando se acerca un imán a un superconductor, el superconductor se convierte en un imán de polaridad contraria de modo que “se agarra” al otro imán sobre él. Pero, al contrario que un imán normal (que haría que uno de los imanes se diera la vuelta y se quedase pegado a él), un superconductor cambia el campo magnético cuando el exterior lo hace, compensándolo, de modo que es capaz de mantener el otro imán fijo en el aire.

La página del grupo especializado en superconductividad y que estudia estos fenómenos es -obviamente- Quantum Levitation.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s