Crece polémica por presencia de mercurio en vacunas AH1N1 chilenas


Las inyecciones se administrarían con una mayor concentración de este metal, lo que puede provocar daños neurológicos en los niños quienes, obligatoriamente, deben recibir inoculaciones. Mientras las familias de los afectados demandan al Estado por no entregar información al respecto, los especialistas insisten en que las dosis presentes en el producto biológico son inofensivas.

En nuestro país, en cambio, se estarían utilizando 16 microgramos de este metal para las inoculaciones que se realizan a los dos, cuatro y seis meses, y 29 microgramos en las vacunas del año y medio y los cuatro años.

Para la presidenta de la agrupación Bioautismo, Carmen Gloria Chaigneaux, “nuestras autoridades de salud tienen una actitud errónea respecto a las trazas de mercurio. Ellos mismos mencionan la página web de la FDA norteamericana y ahí se expresa claramente que las trazas de mercurio corresponden a un microgramo o menos y que se utiliza en la fabricación de la vacuna y no como preservante”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s