Observatorio ALMA Equipado con su primera antena


Actualmente en construcción en el norte de Chile, uno de los telescopios más avanzados del mundo acaba de pasar un hito de gran importancia. La primera de las modernas antenas acaba de ser entregada al proyecto ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). ALMA se contruye en el Llano de Chajnantor, a una altitud de 5.000 metros sobre el nivel del mar. Este telescopio es fruto de una colaboración global, incluyendo a ESO como la contraparte europea.

ALMA consistirá inicialmente de 66 antenas de alta precisión, con la opción de expandirse a un mayor número en el futuro. Tendrá un conjunto de 50 antenas de 12 metros de diámetros, actuando de manera conjunta como un gigantesco telescopio individual, y además un conjunto compacto compuesto por antenas de 7 y 12 metros de diámetro.

Gracias a ALMA, los astrónomos estudiarán el Universo frío — el gas molecular y los pequeños granos de polvo a partir del cual nacen las estrellas, los sistemas planetarios, las galaxias e incluso la vida. ALMA permitirá descubrir nuevas claves sobre la formación de estrellas y planetas, y revelará galaxias distantes de los primeros tiempos del Universo, de hace más de 10 mil millones de años.

La primera antena de 12 metros de diámetro, construida por Mitsubishi Electric Corporation para el Observatorio Astronómico Nacional de Japón, uno de los socios de ALMA, acaba de ser entregada al observatorio. Pronto será seguida por antenas europeas y norteamericanas.

ALMA (ESO/NAOJ/NRAO).

La antena de 12 metros de ALMA, fabricada por Mitsubishi Electric Corporation, fotografiada en la Base de Operaciones de ALMA. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO).

“Nuestros colegas japoneses han producido esta antena de alta tecnología de acuerdo a las especificaciones exactas . Estamos muy emocionados por esta entrega, porque ahora podemos equipar la antena de manera completa para observaciones científicas”, dice Thijs de Graauw, Director de ALMA.
Las antenas que llegan al sitio de ALMA pasan por una serie de tests para asegurar que cumplen con los estrictos requerimientos del telescopio. Las antenas tienen superficies con una precisión superior al grosor de una cabello humano, y pueden ser dirigidas con una precisión tal que les permitiría apuntar a un pelota de golf a una distancia de 15 kilómetros.

“ALMA es muy importante para los astrónomos europeos y para ESO, el socio europeo en este proyecto, porque nos permite mirar hacia el universo de una manera que jamás ha sido posible con anterioridad. Realmente marca el inicio de una nueva era en la astronomía”, dice Wolfgang Wild, Project Manager de ALMA por parte de Europa.

Esta entrega de la primera antena de ALMA es un hito de importancia, ya que ahora el equipo del observatorio puede proceder a integrar el resto de los componentes, incluyendo los sensibles receptores que captarán las débiles señales cósmicas del espacio.

Las antenas se prueban en la Base de Operaciones de ALMA, también conocida como Operations Support Facility (OSF), a una altura de 2900 metros sobre el nivel del mar, en la comuna de San Pedro de Atacama, en la Región de Antofagasta (Chile). Después de estas pruebas, serán trasladas más adelante hacia el Llano de Chajnantor, a 5.000 metros de altura. El OSF también será el centro de control del observatorio.

Fuente http://www.seti.cl

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s